CFD Trading

CFD significa Contrato por diferencia. Se trata de un instrumento financiero altamente especulativo que sólo debe ser utilizado por personas conscientes que conozcan las consecuencias de tales acciones. En el artículo de hoy, echaremos un vistazo más de cerca a las actividades comerciales de los CFDs y mostraremos lo que los inversores deben buscar cuando operan y eligen un corredor de CFDs.

Un vistazo a las operaciones con CFDs

Los CFD son, por lo demás, contratos para las diferencias de tipo de cambio. En la práctica, se trata de un acuerdo entre dos partes que acuerdan intercambiar una cantidad igual a la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre de una posición. Los CFDs ya fueron utilizados por los inversores institucionales en los años 90. Los CFD pertenecen al grupo de los derivados, lo que significa que su precio depende directamente de ciertos activos subyacentes como las acciones o los índices. También es muy importante que en el caso de los CFD, los inversores no adquieran acciones de la empresa u otros activos reales.

Todo aquel que opere con CFD debe saber que está operando un instrumento de comercio altamente especulativo que puede generar enormes beneficios, pero también pérdidas. El comercio de CFDs es un área particularmente interesante para los inversores que están dispuestos a asumir el riesgo de la especulación sobre cualquier activo subyacente. Antes de adoptar medidas concretas, es aconsejable hacer un examen exhaustivo de las ofertas propuestas por los corredores en línea, ya que sus condiciones suelen ser muy diferentes.

Cómo funciona el comercio de CFDs

A diferencia de las acciones, los CFDs se negocian en el mostrador. Esto significa que todo tiene lugar fuera de la bolsa, es decir, fuera de un mercado organizado o regulado. En el comercio extrabursátil, la compraventa se realiza con un corredor que fija los precios de compra y venta, determina las condiciones y ofrece oportunidades de comercio. Por lo tanto, es importante elegir el corredor adecuado. El comercio de CFDs permite a los inversores participar en los cambios de precio de los índices apalancados, las acciones, las divisas o los productos básicos. Como su nombre indica, un contrato por diferencia es la diferencia de precio entre el momento de entrada y el de salida, llamado spread. Los operadores pueden operar con CFDs que se benefician de los aumentos de precios (CFDs largos) y con aquellos que se benefician de las disminuciones de precios en el activo subyacente (CFDs cortos). La principal diferencia entre los CFD y los valores tradicionales como las acciones o los fondos es que el comercio de CFD requiere sólo una pequeña cantidad de capital.

El comercio de CFDs le permite invertir en los activos subyacentes que el “inversor normal” no puede atender. Operar con CFDs sobre tipos de interés, futuros de DAX o materias primas como el café, el aceite o el zumo de naranja es un negocio extremadamente excitante pero arriesgado. También es posible especular sobre índices especiales, como el DAX.

El efecto de apalancamiento del comercio de CFDs

A diferencia del comercio de acciones, los CFDs sólo requieren que los inversores paguen una fracción del valor total de la transacción. Todo lo que tienen que pagar es un margen, cuyo monto depende del activo subyacente que elijan. Este proceso se conoce como “apalancamiento”, o en otras palabras, palanca. Esto significa que los costos de inversión son mucho más bajos que los que se pagarían por una inversión directa en el activo subyacente. Suelen ser entre el 1% y el 10% del importe de la transacción.

El factor clave en el comercio de CFDs es el apalancamiento, que permite a los inversores apalancar su inversión repetidamente.

Regulación del comercio de CFD y Forex

El 1 de agosto de 2018, la Autoridad Europea de Valores y Mercados introdujo normas más estrictas para el comercio de CFD y de divisas. Como resultado de estas reglas, las operaciones con CFD y Forex están ahora sujetas a un ratio de apalancamiento máximo de 1:30. La cantidad de apalancamiento que se puede aplicar depende específicamente del tipo de producto de inversión. Este es actualmente el máximo apalancamiento permitido para los pares de divisas, productos básicos, índices, acciones y pares de divisas. Además, el apalancamiento máximo para el comercio de Forex y CDF ha sido establecido por ley. Esto es lo siguiente:

1:30 para los principales pares de divisas

1:20 para otros pares de divisas, oro e índices principales

1:10 para otros bienes e índices menores

1:5 por la acción

1:2 para la moneda criptográfica

El 1 de agosto de 2018 entraron en vigor las nuevas normas de cierre de márgenes que, además de regular el apalancamiento aceptable, sirven para proteger a los inversores en CFDs. Esto significa que los inversores están obligados a liquidar todas las posiciones abiertas si su valor supera el 50% del margen requerido. Además, los corredores de CFD deben publicar información sobre el riesgo en su sitio web, en el que deben indicar el porcentaje de comerciantes que han perdido dinero en el trimestre anterior.

Corredores de CFD – ¿qué hay que considerar al seleccionar?

Para empezar a operar con CFDs, debe hacer un depósito con un corredor o un banco. La selección prudente puede ser uno de los factores clave para el éxito futuro. A continuación se presentan algunos aspectos que deben considerarse antes de elegir el proveedor adecuado.

Plataforma de operaciones CFD

Es importante señalar si el corredor de CFD ofrece un software gratuito diseñado específicamente para el comercio de CFD. Los gráficos que se encuentran en este software son extremadamente importantes para una respuesta inmediata y rápida. Algunos corredores todavía cobran dinero por ellos, lo que no debería ser el caso hoy en día.

Plataforma de operaciones CFD

Es importante señalar si el corredor de CFD ofrece un software gratuito diseñado específicamente para el comercio de CFD. Los gráficos que se encuentran en este software son extremadamente importantes para una respuesta inmediata y rápida. Algunos corredores todavía cobran dinero por ellos, lo que no debería ser el caso hoy en día.

Elección de los CFD y los instrumentos subyacentes

Compruebe cuántos índices, acciones, futuros, divisas y productos básicos están disponibles con un posible corredor de CFD.

Tasas para operar CFDs

Un aspecto importante a la hora de elegir un corredor de CFDs son también los honorarios que se cobran por operar. Los operadores deben comprobar especialmente las comisiones de operación, las comisiones de la cuenta de custodia y la cantidad mínima de depósito, ya que éstas pueden variar mucho de un corredor de CFD a otro.

Los honorarios de las posiciones nocturnas

Cabe señalar las condiciones para las posiciones nocturnas (abiertas por la noche), ya que hay diferencias significativas en la compensación pagada por el mantenimiento de las posiciones de CFD después de cerrar la operación.

Gestión del riesgo y del dinero

Es importante examinar cómo cada corredor de CFD maneja el riesgo y el dinero. Lo mejor es elegir el que ofrezca adiciones de orden innovadoras como “trailing stop”, “stop loss”, “limit” o “take profit”.

Resumen

Si decide operar con CFDs, necesita conocer en detalle todas las ofertas disponibles, lo que le ayudará a encontrar el proveedor adecuado y quizás determinar los resultados de nuestro trabajo. No debe olvidar que operar con CFD implica riesgos cuyas consecuencias son a menudo difíciles de predecir. Es la forma ideal de hacer dinero para los inversores muy experimentados y altamente especulativos que conocen bien los riesgos. Este tipo de comercio no es recomendable para los principiantes, ya que pueden fracasar fácilmente y perder todo su dinero.